AVB: Futuro Frustrado

El prestigio del técnico luso en el fútbol de más alto nivel puede haber quedado muy tocado tras su errático paso por el Tottenham Hotspurs. Con una plantilla muy potente, la mejor de su historia según algunos analistas, los Spurs fueron humillados el pasado fin de semana en su propia casa, lo que ha desencadenado su cese.


La fulgurante carrera del joven técnico portugués se ha frenado en seco. El de Oporto abandonó la sombra de José Mourinho en 2009 y brillo en Coimbra como primer entrenador. Anteriormente había desarrollado labores de scouting y de ayudante del de Setubal.

Posteriormente fue requerido por uno de los gigantes del país vecino. Como máximo responsable del Oporto logró cuatro títulos: Liga, Copa y Supercopa portuguesa, además de la Europa League. Su triunfo en el campeonato local fue abrumadora ya que finalizó la campaña imbatido. Además fue el entrenador más joven en lograr un título europeo y el tercero en hacerlo en Portugal.

Villas-Boas seguro que no guardará un grato recuerdo de su paso por el fútbol inglés. El nuevo Mourinho, como le calificaron algunos, ya vio como su paso por el Chelsea finalizo antes de tiempo.

Durante su estancia al frente de los Blues se comentó que Abramovich le habría encomendado la tarea de rejuvenecer una plantilla donde algunos futbolistas eran auténticas vacas sagradas. Fue precisamente su enfrentamiento con algunos de esos pesos pesados del vestuario lo que probablemente fue el comienzo de su fin en Stamford Bridge. Aquel equipo acabó siendo campeón de Champions League a las órdenes de Roberto Di Matteo.

En el Tottenham y a pesar de perder a Gareth Bale ha contado con buenos mimbres. Los Roberto Soldado, Christian Eriksen, Erik Lamela o Vlad Chiriches conformaban una buena plantilla pero los resultados han sido demoledores y dos derrotas sangrantes, 6-0 frente al Manchester City y el 0-5 frente al Liverpool, han resultado decisivas.

En el debe de AVB como entrenador en el norte de Londres hay que apuntar sin duda el escasísimo bagaje anotador. 15 goles en 16 jornadas en realmente pobre. A favor, la solvente clasificación en la Europa League, donde no ha perdido un solo punto.

AVB aún es muy joven, tiene 36 años, y tiene tiempo de sobra para recuperarse, pero está por ver quién confía en un preparador que cuenta sus dos experiencias en Inglaterra como fracasos.


Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...